29 dic. 2009

Socializando con las pinturas







No puedo ir a la fiesta, pero muchas gracias por tu invitación. Conteste al rechazar ir a una boda.
La verdad es que prefería socializar mas con las pinturas que con las personas, tomar por su mango a los pinceles y danzar con sus zapatos de color, manchando la pista del escenario.
Ahí en un pequeño estudio improvisado, que en realidad era mi cuarto y con un huacal (caja burda de madera donde se guardan frutas y verduras) como bastidor, componía una partícula de la realidad.

Solitario, de vez en vez recibía la visita de algunos personajes cercanos, pero al no poder llevar acabo dos conversaciones simultáneas salían de mi estudio y la mayoría de veces ni cuenta me daba de su entrada ni de su salida.
Debido al tiempo y al desuso, mis manos en un principio estaban oxidadas, pero al terminar la pintura tenían pensamientos y sentimientos propios.
Así en tan solo 5 días acabe mi acometida. Esta obra es por encargo, no acostumbro mucho hacerlo, pero me gusto hacerle un hijo más a la pintura.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...